De Tony Fernández a Domingo Germán y la huella haitiana entre peloteros de RD - CLUB RD

DEL MOMENTO

Post Top Ad

Post Top Ad

Responsive Ads Here

viernes, 24 de mayo de 2019

De Tony Fernández a Domingo Germán y la huella haitiana entre peloteros de RD

Tony Fernandez y Domingo German
Baseball-Reference, enciclopeia de referencia obligada, registra 19,519 peloteros que han jugado en las Grandes Ligas desde 1871 hasta ayer nacidos en 55 países, salvo Ed Porray que llegó al mundo mientras su madre realizaba un viaje en alta mar, en 1888.

Pero Haití, ubicado en medio de tres de los principales productores de beisbolistas como son Puerto Rico, República Dominicana y Cuba, todavía espera exportar su primer bigleaguer nacido en su suelo, sin siquiera un representante en las ligas menores en todo 2018.

Domingo Germán Polanco, líder en victorias de la actual temporada de las Grandes Ligas (9) y cabeza accidental de la rotación de los Yankees, fue tendencia la semana pasada en las redes cuando no escondió su ascendencia haitiana cuando fue abordado en El Bronx.

Un tema que suele ser complicado de abordar para los atletas nacidos en tierra de Duarte que comparten origen con el vecino país y que suelen rehusar tocar en público por los prejuicios y las fricciones que suele generar en ambos lados de La Hispaniola.

Pero la de ligamayoristas domínico-haitianos es una lista larga, que incluye nombres de los mejores representantes que ha tenido el país en la Gran Carpa, en la mayoría de casos oriundos de San Pedro de Macorís y La Romana, herencia de casi un siglo de inmigración haitiana hacia la zona cañera.

All Star y regulares

Tony “Cabeza” Fernández, torpedero de manos de seda que ganó cuatro Guantes de Oro y fue a cinco Juegos de Estrellas, es el mayor representante del grupo, medido por victorias sobre jugador reemplazo (WAR) con 45.3.

Pero también figura Alfonso Soriano, cuyo padre es haitiano y el primer apellido del ex toletero es Guilleard. Soriano es uno de solo ocho quisqueyanos con más de 400 cuadrangulares.

La huella haitiana se encuentra extendida desde jugadores retirados como Félix José o Esteban Yan hasta activos como Miguel Ángel Jean Sanó, Félix Pié, Orlando Calixte, Wirfin Obispo, Jandel y Emilio Gustave, Freddy Dolsi o Vidal Bruján, este último la primera selección del último sorteo de la Lidom, por los Toros.

Son parte de los que han podido firmar, otro grupo grande no tuvo esa oportunidad no por falta de talento, sino porque no disponían de la documentación, como miles de hijos de haitianos a lo largo de los 76,192 kilómetros cuadrados de la isla.

Por Calixte, nacido en el batey Lechería en Santo Domingo Oeste, llegó a ofrecerse hasta US$3 millones en 2009, pero las dificultades para obtener su documentación le costaron un año para fichar y fichó por US$1 millón con los Reales.

Calixte, que habla un creole haitiano fluido, a menudo exhibe en sus redes sociales banderas de ambos países.

Lo que viene

Bruján, el prospecto 64 de acuerdo con Baseball America (BA), es parte del grupo que se forma en ligas menores que comparte origen binacional quisqueyano.

Robert Puasón, romanense de padres haitianos, proyecta romper la marca de Nomar Mazara como el receptor del bono más alto entre prospecto dominicano. BA estima que firmará por más de cinco millones de dólares. En julio pasado, los Tampa Bay Rays dieron un bono de US$1,4 millones al torpedero petromacorisano Alejandro Pié, su mayor apuesta en todo el mercado internacional ese año.


Por Nathanael Pérez Neró

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Post Top Ad

Responsive Ads Here